Perspectiva de género ante la crisis sanitaria del Covid-19

0

Con motivo de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 el Gobierno de España ha decretado el estado de Alarma y tomado diversas medidas para luchar contra el coronavirus.

Si bien es cierto que el virus no entiende de raza, sexo, o clase social, desde FUNDACIÓN WOMAN’S WEEK queremos poner el foco en las nuevas problemáticas a las que se enfrenta la mujer en este escenario de alerta sanitaria, con el fin de que no pasen desapercibidas por el gobierno, las instituciones, el tejido empresarial y la sociedad en general y podamos así paliarlas en la medida de lo posible. Creemos que es muy importante aplicar la visión de género a la hora de analizar esta crisis.

Los cuidados

El trabajo de cuidados no remunerado es el motor oculto que mantiene en funcionamiento economías, empresas y sociedades, según concluye Oxfam Intermón en su informe ‘Tiempo para el cuidado’.

Según este informe, las mujeres realizan más de tres cuartas partes del trabajo de cuidados no remunerado, y constituyen dos terceras partes de la mano de obra que se ocupa del trabajo de cuidados remunerado. Todas estas tareas se ven acusadas con la crisis sanitaria, lo que provoca que las mujeres estén más expuestas al virus.

Además, el cierre de los centros educativos (colegios y guarderías), como medida de contención, afecta significativamente a las mujeres trabajadoras, ya que son ellas las que  en la mayor parte de los casos cargarán con esta responsabilidad.

La tasa de empleo femenino en España superó el 60% por primera vez en el año 2018 y aún continuamos por debajo de la media de la Unión Europea. La tasa de parcialidad femenina es más del triple que la tasa de parcialidad masculina.

Los datos, en el caso de la parcialidad, son contundentes porque 3 de cada 4 asalariados a tiempo parcial son mujeres y 1 de cada 4 mujeres asalariadas tiene una jornada a tiempo parcial. Casi 6 de cada 10 trabajadoras a tiempo parcial lo hace de manera involuntaria y, mayoritariamente, señalan como causa de la parcialidad las obligaciones familiares y el cuidado de otras personas (menores, enfermos, personas con discapacidad o mayores). Por tanto, las mujeres que se incorporan al mercado laboral, han de aceptar, muchas veces, trabajos más precarios que los hombres.

Precariedad laboral

 Como avanzamos en el punto anterior, la precariedad laboral también está feminizada. Los empleos más precarios son ocupados por mujeres, el porcentaje de hombres en este tipo de trabajos es la mitad que el de mujeres. “Una de las consecuencias de esta precarización es la brecha salarial de género, que se cuantifica en que las mujeres obtengan de media un salario casi 6.000 euros inferior al de los hombres. Aun siendo diversas las causas de esta discriminación, el hecho es que las mujeres perciben un 15% menos de retribución por hora normal trabajada y que, en el conjunto del año, las mujeres ganan un 22,35% menos que los hombres. Hay que resaltar que la mayor inactividad femenina y la brecha salarial de género produce y reproduce que las mujeres tengan derecho a menores prestaciones económicas contributivas, tanto en caso de desempleo, como a la hora de percibir pensiones. Con menores salarios y peores condiciones contractuales, la brecha salarial en pensiones está garantizada”. Según el informe: “Mujeres en el mercado de trabajo, mujeres pensionistas y mujeres migrantes en el siglo XXI”.

Según la ‘Encuesta de Población Activa’ que hace referencia al último trimestre de 2018,  aunque el desempleo bajó para ambos sexos, el femenino descendió un 3,39% menos que el masculino, situándose en el 16,26%.  A la hora de la destrucción de empleo, son las mujeres las que lo sufrirán en mayor medida.

Violencia de género

La convivencia obligatoria que supone la cuarentena por el coronavirus puede aumentar el riesgo de sufrir agresiones en el caso de las mujeres víctimas de violencia de género, que se ven obligadas a compartir espacio constantemente con sus agresores. Las mujeres en situación de aislamiento domiciliario pueden, además, ver dificultado o imposibilitado el acceso a los medios habituales de comunicación y denuncia de situaciones de violencia de género.

Por este motivo vemos indispensable que se tomen medidas al respecto y celebramos que el Ministerio de Igualdad haya impulsado un Plan de Contingencia contra la violencia de género debido a la crisis del coronavirus.

Desde FUNDACIÓN WOMAN’S WEEK, creemos que son muy importantes las campañas de comunicación y sensibilización contra la Violencia de Género durante el tiempo que dure el confinamiento, además, por supuesto de las líneas y medidas de actuación que se han activado desde el ministerio para atajar este problema.

Desgraciadamente, el hogar no es un lugar seguro para estas mujeres, por lo que también rogamos a los vecinos y familiares de estas mujeres que agudicen su atención.

Como es habitual en cualquier tipo de crisis, una de las mayores consecuencias es que las desigualdades tienden a intensificarse, y la desigualdad de género no iba a ser en este caso una excepción. Por eso, desde FUNDACIÓN WOMAN’S WEEK queremos poner de relieve algunas de las problemáticas que se agravarán a causa de la alerta sanitaria del coronavirus y desde aquí reclamamos que desde las instituciones pertinentes se apliquen las medidas necesarias para solucionarlas.

La FUNDACIÓN WOMAN’S WEEK no quiere ser protagonista, sino ser plataforma abierta de comunicación y acción donde se escuchen voces de todos los colores políticos, ideológicos, confesionales, culturales, sociales y empresariales. Buscamos lo que nos une, no lo que nos separa.

Por ello, nos gustaría desde aquí hacer un llamamiento a todas las personas, empresas, asociaciones etc. que estén ideando o implementando iniciativas para favorecer la situación de la mujer en esta crisis sanitaria para que nos las hagan llegar y poder así visibilizarlas, unir nuestras fuerzas y hacerlas llegar a las instituciones pertinentes.

Ponte en contacto con nosotxs en: info@madrid-womans-week.com

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre