El éxito de la RSC es emocionar a los empleados en aquello que les propones para hacer juntos

0

Montserrat Tarrés: “Al empleado le gusta sentirse solidario”

¿Se sienten sus trabajadores identificados con su empresa? ¿Resulta cada vez más complicado generar este tipo de pertenencia al que toda organización aspira? ¿Cuántas marcas obran en consecuencia? Salvador Molina, presidente del Foro ECOFIN y del Comité de Comunicación de [sc:mww], planteó estas inquietudes en un espacio de pensamiento sobre ‘Los empleados como embajadores de la RSC’ con treinta directivas y directivos de diversos sectores de actividad liderados por Montserrat Tarrés, directora de Comunicación de Grupo Novartis, y Pilar Suárez-Inclán, directora de Comunicación y RSC de Reale Seguros, que trasmitieron la experiencia de sus organizaciones en este ámbito. El encuentro ha sido organizado por [sc:MWW] en colaboración con el Foro ECOFIN.

Carmen M. García, directora y fundadora de [sc:mww], dio la bienvenida y justificó el interés de tratar sobre ‘empresas comprometidas’, porque las empresas son el auténtico agente de cambio social,  y pueden ayudar mucho en la gestión por valores. Montserrat Tarrés recordó en su introducción que “Novartis centra su responsabilidad corporativa en el trabajo de dos áreas: la primera es ampliando el acceso a la asistencia sanitaria, es decir, llegando a más pacientes mediante el control y eliminación de enfermedades, descubriendo nuevos tratamientos y siendo pioneros en nuevos modelos de negocio; el otro área se dirige a hacer negocios de una manera responsable, es decir, nos esforzamos por llevar a cabo prácticas comerciales éticas y sostenibles”. Para implantar una política de voluntariado corporativo, Montserrat Tarrés ha destacado la experiencia desarrollada por la farmacéutica en el diálogo con los empleados con una iniciativa innovadora como es el programa Ambassador, calificado por la directiva como “la piedra angular de nuestro compromiso con la RSE y para comprometer a los empleados como el mejor partner de la compañía en RSC”. Su objetivo principal es hacer de cada empleado el embajador de los compromisos de la empresa en todas sus interacciones con los clientes y su entorno relacional. La iniciativa tiene el apoyo de la alta dirección y cada área de la empresa cuenta con un líder que coordina con Comunicación las acciones a implementar con sus diferentes grupos de interés (stakeholders) y su calendario.

Pilar Suárez-Inclán, directora de Comunicación y RSC de Reale Seguros, afirma: “Para Reale nuestra primera responsabilidad es asegurar la continuidad de la empresa obteniendo resultados sostenibles que permitan satisfacer las necesidades de nuestros clientes, generar trabajo y contribuir al desarrollo de nuestros empleados y desarrollo de la comunidad en la que vivimos, cuidando el medio ambiente”. Pilar ha ratificado las palabras de Tarrés y ha insistido en las múltiples ventajas de implementar una política de voluntariado corporativo como pueden ser: “motivación y satisfacción de los empleados, mejor posición para atraer y retener el talento, mejor imagen corporativa y diferenciación e integración de la plantilla en la responsabilidad social”.

 

Tras las presentaciones de las ponentes invitadas, se ha abierto un coloquio donde Amparo Lobato, public Affairs & Corporate Communications Manager de Kellogg España, ha anunciado la puesta en marcha esta semana de un programa de voluntariado en Kellogg’s España y ha preguntado cómo se podía medir cuantitativamente la implicación de los empleados. Salvador, Pilar y Montserrat han negado que para medir el éxito deban aplicarse métricas de participación ‘voluntaria’ en iniciativas que no pueden ser otra cosa que libres, a la vez que coinciden en que el éxito para la empresa debe de estar en un cambio cultural de la organización y un refuerzo del orgullo de pertenencia a la organización derivado de estas acciones solidarias y de apoyo al voluntariado, que se deben medirse mediante encuestas a los propios trabajadores.

Yolanda Martín, consejera de la ONCE, ha felicitado el acto de [sc:mww] por “creer en el valor que tiene el apostar por la RSC” y preguntaba que qué es lo que más valoraban los empleados. Montserrat Tarrés confesó que “el secreto es llegar al nivel más básico emocional de las personas. Hacer algo por los demás es reconfortante. El orgullo de ‘yo he hecho algo bueno’ da muy buen retorno. Por ello, hay que darle a probar acciones, ponerle los canales porque al empleado le gusta sentirse solidario”. En cuanto a la viabilidad de los programas de RSC destinados a los trabajadores, Jaime Silos, director de Desarrollo Corporativo de Forética, ha argumentado que “lanzar un programa de voluntariado es igual que lanzar un producto; hay que testar ese producto, porque no sabemos si va a funcionar”.

Algunas de las conclusiones que emergieron en este espacio de pensamiento planteado por [sc:MWW] y Foro ECOFIN fueron:

-La Responsabilidad Social es el modelo de gestionar una empresa integrando las preocupaciones sociales y ambientales en las propias operaciones y en las relaciones con sus grupos de interés siempre de manera voluntaria.

-La Responsabilidad Social Corporativa es la clave para mantener nuestra capacidad de operar, innovar y crecer.

-La vida no está separada de tu trabajo, por lo que hay que potenciar la gestión de valores desde la empresa, pero con el respeto a la iniciativa propia de los empleados y apoyándoles en sus sugerencias e iniciativas sociales.

-La Responsabilidad Social Corporativa es una actividad transversal a la organización que debe ser apoyada desde Comunicación, porque lo que no se trasmite no se vive, no existe y no se potencia.

-Necesitas creer y estar orgulloso de tu empresa, como creer y estar orgulloso de tu trabajo. En eso ayuda el voluntariado y la RSC-

-La RSC en el ADN de los empleados permite trabajar cambios de percepciones con comunicación basada en hechos, ser claros y transparentes sobre nuestras posturas y sobre nuestros retos y dilemas,  entablar un diálogo con stakeholders…

-Para llevar a cabo un programa de voluntariado, es necesario formar a los empleados en nuestros compromisos y actividades en RSC y asegurarnos la comprensión y adhesión a los mismos.

-Las horas de voluntariado deben ser dentro de la jornada laboral.

-El voluntariado corporativo es hoy una buena práctica empresarial reconocible en nuestro entorno, con una gran diversidad de fórmulas y modalidades. Además, sirve de palanca para la cohesión del equipo humano en torno a los valores de la organización.

-La RSC mejora la empresa a largo plazo. Hay que tener paciencia y un buena hacer las cosas para que funcione. Hay muchos tipos de voluntariado, por lo que hay que probar las diferentes modalidades porque depende también del área de negocio donde se aplique.

Deja un comentario