Categorías

DirCom, ‘el influyente’ en Igualdad

¿Quién puede influir en los que influyen? ¿Quién puede convencer a un CEO o a un comité de dirección? La Igualdad es un concepto bonito en todos los ámbitos, pero sólo cuando empieza a ser un concepto estratégico (rentable, valor añadido, colaterales…) comienza a ser una realidad en la empresa. Y ahí está el Director de Comunicación (dircom), el gestor de los intangibles, de la reputación, de la marca, de los valores corporativos.

Y es que ser ‘DirCom’ en la empresa se ha convertido en los últimos años en un chico para todo: prensa, marca, marketing, publicidad, publicaciones corporativas, comunicación interna, relaciones institucionales y hasta la Responsabilidad Social (RSE). Un aumento de competencias que ha aupado a muchos ex jefes de prensa al rango de ‘director general de comunicación’ de grandes corporaciones, y hasta con rango de consejero.

FOTOok

Por todo ello, el dircom se ha convertido también en el gran agente de Igualdad no sólo en la empresa, sino para toda la sociedad. Su prescripción en las campañas de marketing, publicidad y comunicación determinan la imagen proyectada de la mujer en la sociedad: los estereotipos y roles sociales que asumimos millones de telespectadores y consumidores. Su sensibilidad marcará el apoyo a través del patrocinio a la telebasura machista de unos o, en cambio, a los programas y las series dramáticas con principios y valores éticos de otros.

El dircom se erige en el gran agente de Igualdad en el seno de las grandes organizaciones y en la sociedad a través de su influencia en los medios y las campañas de comunicación. Para cambiar en clave de Igualdad, sí o sí, el dircom debe de estar comprometido con la Igualdad.

La Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom), presidida por Montserrat Tarrés, la directora de Comunicación de Novartis, es consciente de esta responsabilidad y junto con la Fundación Woman’s Week celebró el pasado jueves 5 de marzo, un punto de encuentro y debate para los dircom, periodistas y medios, del que surgieron interesantes reflexiones.

El primer panel de expertos corrió a cargo de Joaquín Mouriz, director de Marca, Comunicación y Publicidad de Cetelem, José Romero director de Comunicación Corporativa de Vodafone y  vocal de la Junta Directiva de Dircom, y Pilar Suárez Inclán directora de Comunicación Institucional y RSE de Reale Seguros. En este panel se habló de el dircom como creador de una cultura corporativa de valores e igualdad, una materia en la que según señaló Suárez Inclán durante su intervención en la mesa, “todavía tenemos que hacer mucho más trabajo del que hacemos, para transformar el entorno”.

José Romero señala por su parte que “hay que abogar por unas prácticas de racionalización en los horarios, como hacen los funcionarios” y educarnos en la tolerancia para mantener el talento en las empresas, ya que la vida de por sí es discriminatoria.

Las buenas prácticas en  la comunicación externa ocuparon el segundo debate de la tarde, moderado por Stephan Fuetterer, general manager de Best Relations, y en el que participaron Teresa Mañueco, directora de comunicación de Cepsa y vicepresidenta de Dircom, y Sandra Valdivia, directora de Artelier Comunicación.

Valdivia destacó la importancia de la coherencia de los mensajes por parte de las empresas ya que “si la comunicación no es estratégica, será sólo estética”. Fuetterer, moderador del debate afirmó además que “hasta que no cambiemos el lenguaje sexista, no podremos avanzar en materia de diversidad e igualdad”.

El tercer y último diálogo de la jornada fue moderado por Salvador Molina, vicepresidente de la Fundación Woman’s Week y presidente de Foro Ecofin, aunó a tres de las mujeres más significativas en el mundo de la comunicación: Rosa María Calaf, periodista y ex corresponsal de TVE; Mirta Drago, directora de Comunicación y Relaciones Externas de Mediaset España; y Ana Porto subdirectora de Comunicación de Atresmedia, para hablar sobre la responsabilidad del dircom y los medios audiovisuales en la imagen proyectada de la mujer en televisión.

Rosa María Calaf fue tajante al respecto: “La imagen de la mujer depende de cómo nos refiramos a ella y de cómo la mostremos”, según Calaf la empresa impone el espectáculo, pero es el periodista el que tiene la responsabilidad de resistirse.

Mirta Drago se mostró optimista, y asegura que las cosas han cambiado: “Hay más mujeres en dirección, se percibe un nuevo discurso y una forma diferente de hacer las cosas”. Mientras que Ana Porto, menos alentadora, señala que todavía “ocho de cada diez veces que habla un experto, se elige a un hombre”. Como dice Salvador Molina, la credibilidad aún la tiene una chaqueta con corbata y rostro masculino, pero esto hay que cambiarlo desde los medios.

Además, como reivindica Salvador Molina, “las series de ficción tienen un gran peso en la conformación de la imagen proyectada de la mujer en la sociedad”. Estereotipos sexistas y machistas abundan en las series, pero “el espectador no discrimina entre realidad y ficción, sino que asume como positivos hábitos que no lo son, perfiles de mujer que pertenecen al pasado y actitudes mercantilistas que en nada favorecen la dignidad de la mujer”.

Es evidente que la figura de la mujer en los medios de comunicación avanza con paso firme hacia una mejora de los estereotipos, pero todavía el camino es largo y queda mucho por hacer. En este recorrido, el apoyo del dircom será determinante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , , , , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Share This